APS Comunicado de prensa

Un mensaje de la junta escolar

Al comienzo de nuestra reunión de la Junta Escolar el 15 de febrero, justo un día después del horrible tiroteo en la escuela Marjory Stoneman Douglas High School en Florida, lamentamos el trágico incidente con un momento de silencio.

Entonces no había palabras, y todavía no hay palabras que puedan expresar adecuadamente nuestro más profundo dolor. Este fue un acto de violencia sin sentido que se cobró la vida de diecisiete hermosos jóvenes y maestros. Hoy, queremos recordar a las víctimas y expresar nuestro más sentido pésame a las familias y amigos de todos los que sufrieron la violencia escolar.

Durante las últimas semanas, hemos escuchado muchos llamados a la acción. Los estudiantes aquí en Arlington y en todo el país están pidiendo a los líderes electos que aborden este problema y los mantengan seguros. Los padres de Arlington también se han comunicado con nosotros preocupados por la seguridad de nuestros estudiantes.

Instamos a los padres, el personal y los estudiantes a continuar hablando entre ellos, a escuchar y a ser tolerantes con las diferentes opiniones mientras participamos en este diálogo continuo. También continuamos recordando a todo el personal, los estudiantes, las familias y la comunidad que si VEN ALGO, DIGAN ALGO.

Instamos a nuestros legisladores a nivel estatal y federal a actuar ahora para apoyar y fortalecer nuestros esfuerzos locales para garantizar la seguridad de los estudiantes y el personal.

Instamos a los líderes del gobierno estatal y federal a actuar rápidamente para aprobar una legislación que regule de manera más efectiva el acceso a las armas de fuego y amplíe los recursos para el apoyo y el tratamiento de la salud mental.

Por nuestra parte, respetamos a nuestros maestros y no apoyamos armarlos. En cambio, nos enfocaremos en brindarles las herramientas que necesitan para enseñar a nuestros hijos y apoyar al niño integral. También le pedimos al Dr. Murphy que observe las muchas políticas y precauciones de seguridad vigentes para garantizar que los líderes educativos las maximicen para proteger a nuestros estudiantes y personal.

Es necesario poner fin a la violencia contra nuestros niños, escuelas y comunidades. No podemos comprometer o retrasar la seguridad escolar.

Se enviará una copia de esta declaración a nuestros funcionarios locales, estatales y federales. Con el apoyo de nuestra comunidad y nuestros legisladores, debemos trabajar juntos para encontrar una manera de asegurar que no necesitemos tomar otro momento de silencio por más víctimas de la violencia escolar en el futuro.

Dra. Barbara Kanninen, presidenta
Reid Goldstein, vicepresidente
Monique O'Grady, miembro
Tannia Talento, Miembro
Nancy Van Doren, miembro


Al comienzo de nuestra reunión de la Junta Escolar el 15 de febrero, tan solo un día después del terrible tiroteo escolar en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas High School en Florida, demostramos nuestro duelo por el trágico incidente con un momento de silencio.

No había palabras entonces, y todavía no hay palabras, que pueden expresar adecuadamente nuestro dolor más profundo. Este fue un acto de violencia sin sentido que se llevó la vida de diecisiete jóvenes y maestros hermosos. Hoy, todos queremos recordar las víctimas y expresar nuestras más profundas condolencias a las familias y amigos de los que sufrieron esta violencia escolar.

En las últimas semanas, hemos escuchado muchos llamados a hacer algo al respecto. Los estudiantes aquí en Arlington y en todo el país están pidiendo a los líderes electos que aborden este problema y que los protejan. Los padres de Arlington también han consultado preocupados sobre la seguridad de nuestros alumnos.

Instamos a los padres, al personal ya los estudiantes a diferentes continuar hablando entre ellos, a escuchar ya ser tolerantes con las opiniones mientras participamos en este diálogo continuo. También continuamos recordando a todo el personal, estudiantes, familias y la comunidad que, si VEN ALGO, DÍGANLO.

Instamos a nuestros legisladores a nivel estatal y federal a actuar ahora para apoyar y fortalecer nuestros esfuerzos locales a fin de garantizar la seguridad de los estudiantes y del personal.

Instamos a los líderes del gobierno estatal y federal a avanzar rápidamente para aprobar una legislación que regule de manera más efectiva el acceso a las armas de fuego y amplíe los recursos para la asistencia y el tratamiento de la salud mental.

Por nuestra parte, respetamos a nuestros maestros y no apoyamos la idea de armarlos. En cambio, nos enfocaremos en proporcionarles las herramientas que necesitan para enseñar a nuestros hijos y apoyar al Niño Como Ser Integral. También le estamos solicitando al Dr. Murphy a que analice las políticas vigentes y las precauciones de seguridad establecidas para garantizar que los líderes educativos las aprovechen al máximo con el fin de proteger a nuestros estudiantes y personal.

La violencia contra nuestros niños y escuelas en las comunidades debe ser detenida. No podemos comprometer o retrasar la seguridad escolar.

Se entregará una copia de esta declaración a nuestros funcionarios locales, estatales y federales. Con el apoyo de nuestra comunidad y nuestros legisladores, debemos trabajar juntos para encontrar la manera de garantizar que no necesitemos tomar otro momento de silencio por más víctimas de violencia escolar en el futuro.

Dra. Barbara Kanninen, presidenta
Reid Goldstein, vicepresidente
Monique O'Grady, miembro
Tannia Talento, Miembro
Nancy Van Doren, miembro