¿Por qué los lunes siguen siendo asincrónicos?

publicado el 20 de noviembre

La cantidad de planificación necesaria para impartir instrucción en un entorno digital es significativamente mayor que la enseñanza presencial. Los maestros continúan teniendo que convertir los materiales impresos a un formato digital, aprender a usar aplicaciones y recursos digitales, solucionar sus propios problemas de acceso y los de sus estudiantes, y determinar cómo instruir y apoyar a los estudiantes sin el beneficio de la proximidad física y los manipuladores. Las lecciones asincrónicas que los estudiantes completan los lunes respaldan las próximas habilidades y contenido que se abordarán de martes a viernes. Los maestros necesitan tiempo para desarrollar estas actividades de aprendizaje, de modo que puedan preparar a los estudiantes de manera significativa para las lecciones que siguen durante el resto de la semana. Tenga en cuenta que, si bien los maestros se han acostumbrado bien al modelo de aprendizaje a distancia, seguirán teniendo que adaptarse y desarrollar nuevos materiales de instrucción para el segundo trimestre y para los próximos trimestres, por lo que la necesidad de tiempo de planificación adicional los lunes es esencial.

Los maestros también usan los lunes para reunirse con sus equipos de aprendizaje colaborativo para monitorear el progreso de los estudiantes y desarrollar intervenciones y actividades de enriquecimiento para los estudiantes. Por todas estas razones, los lunes seguirán siendo un día asincrónico.